Raúl teixeira

Postado em 03/07/2015 | 0 comentarios | 566 visualizações

José Raúl Teixeira nació en Niterói el 7 de octubre de 1949, Estado de Río de Janeiro, Brasil. Es Licenciado en Física por la Universidad Federal Fluminense, Maestro en Educación por la misma universidad y Doctor en Educación por la Universidad Estatal Paulista (UNESP). Era profesor en la Universidad Federal Fluminense. En su tierra natal, en 1980, fundó la Sociedad Espírita Fraternidad (SEF), de la cual es Director. A través de su departamento social, Remanso Fraterno, la SEF desarrolla un trabajo de asistencia para niños socialmente carentes y sus familiares, brindándoles apoyo material y moral. Con su verbo útil y lúcido, Raúl Teixeira es uno de los oradores más requeridos en Brasil y en el extranjero; ha visitado todos los estados brasileños y más de 45 países llevando el mensaje espírita. Psicografió diversas obras dictadas por varios Espíritus, que suman un total de 35 libros publicados hasta el momento. Algunos de estos han sido traducidos al español, inglés e italiano, cediendo todos los derechos de autor a Remanso Fraterno, para atender a sus servicios asistenciales. Adjuntamos una entrevista extraída de la Revista Espirita nº 10 .Entrevista elaborada por Roberto Allegri Tomado de la Revista Chi Milán, Italia, 9 de noviembre de 2005. Lo primero que nos llamó la atención leyendo su biografía, es que usted es médium, pero también es catedrático de física. ¿Cómo conciliar estas dos cosas? El hecho es que no existen diferencias. Las leyes de Dios se dividen en leyes que rigen el mundo del alma y leyes que rigen en el mundo material. Lo que ocurre es que los científicos, por las luchas históricas con la iglesia, resolvieron separarse. Es una vieja riña entre científicos y la iglesia romana y, a partir de esta tendencia, se pasó a imaginar que no existía vínculo alguno entre las cuestiones de la ciencia y las de la fe. Sucede que todo estas leyes existen para integrarse. Los hechos relacionados a Galileo Galilei y la Iglesia Católica; Giordano Bruno y la Iglesia Católica; a lo largo del tiempo fueron haciendo que los científicos tuviesen un cierto rechazo a las cosas religiosas que expresaban mucho fanatismo, mucha intolerancia con las investigaciones del pensamiento científico. Por eso, no existe ningún problema en el hecho de estudiar física y las Leyes de Dios, de las cuales la física forma parte. Lo que me llevó a estudiar física fue el estudio de la Doctrina Espírita y no lo contrario. ¿Usted ya era médium antes de estudiar Física?, ¿lo era desde joven? Sí. ¿Encontró alguna dificultad en su carrera universitaria por el hecho de vivir en esa dualidad o todo el mundo académico brasileño piensa de esta manera? Existe en el mundo académico de Brasil científicos que son espíritas y científicos que no lo son. En la universidad en que trabajo hay diversos físicos e investigadores que estudian el Espiritismo. Si estamos hablando de universidad, no tienen que existir ideas preconcebidas. Sería paradójica una universidad que sólo trate de determinada cosa. ¿Cuándo percibió que era médium? Desde niño veía a los seres espirituales en mi casa junto a mi madre, que también era médium. No entendía lo que estaba pasando con aquellas personas que pasaban a través de las paredes. En la medida en que fui creciendo, me fui dando cuenta de que eran las mismas personas con las cuales convivía; mi madre me orientaba diciendo que eran amigos espirituales, seres espirituales. Cuando tomé conciencia de mí mismo, ya vivía en contacto con los Espíritus hacía mucho tiempo, desde chico. ¿Por qué estudió física?, ¿fueron los Espíritus que le aconsejaron este tipo de estudio, o podía haber sido médico u otro profesional? No. Los fenómenos que el Espiritismo aborda, de los que más trata, se encuentran en el área de la física y en las ciencias exactas; es por eso que encontré en la física varios elementos de respuesta. Usted es autor de muchos libros que escribe en trance. ¿Cómo acontece la escritura de los libros? Sucede de dos maneras: mi mente entra en un estado de trance, como si me adormeciese y los Espíritus escriben. Cuando vuelvo al estado normal de conciencia, encuentro las páginas ya escritas, como las que hay en los libros. Hay otras situaciones en las que oigo los textos dentro de mi mente, como si una segunda persona me estuviera hablando. Sin caer en estado de trance, porque oigo dentro de mi cabeza, como si fuera una conversación telefónica dentro de ella y voy escribiendo. Igual que como contigo, «oyendo» lo que está pasando allí dentro. Para muchos psiquiatras sería esquizofrenia. ¿Son siempre los mismos Espíritus que dictan estos libros? Son varios Espíritus. ¿Quién es el Espíritu Camilo? Camilo es el pseudónimo de un Espíritu cuyo último pasaje por la Tierra ocurrió aquí en Europa, en Francia. Pero él se presenta como en una existencia que vivió aquí en Italia en el tiempo de Francesco Bernardoni, en la época de San Francisco. Se me presentó por primera vez como un sacerdote, un padre franciscano. Cuando trata de temas relacionados con la fe, como los que trató Cristo, se manifiesta así, como si fuese para decir que él está evocando un conocimiento o una experiencia de la época. Cuando trata de temas comunes, temas de filosofía, temas de ciencia, se muestra como en la existencia francesa. ¿Cuál es el mensaje común en todos los libros? Son mensajes de varios tipos. Sobre la muerte, sobre la vida familiar, sobre la relación con nosotros mismos, con nuestra vida íntima. Comúnmente sobre los problemas del mundo, ayudándonos a entender las dificultades para no perturbarnos, y entender que este es un proceso que tiende a modificarse hasta que las cosas se estabilicen. ¿Es un mensaje de esperanza? Sí, siempre es de esperanza y valoriza siempre al ser humano. Usted viaja continuamente. Según su parecer, ¿cuál es el país que más acepta este tipo de comunicación? En el mundo, Brasil. Entonces, ¿existe algún país que pueda tener en algunos años una conciencia similar a Brasil? Existen varios países con esta característica, la de aceptar bien estos contenidos, porque eso depende de la formación cultural de cada país. Los que tienen características espiritualistas, los que poseen una tradición espiritualista católica, evangélica, africanista, tienen más facilidad para aceptar los fenómenos, que no son nuevos, ni tampoco son una invención del Espiritismo: existen desde todos los tiempos y fueron tratados por la Biblia, por los Vedas, en el Bhagavad-Gita, en la India. Son fenómenos siempre presentes y las personas cultas no tienen dificultades en admitirlos. Porque estos están en los escritos de todos los pueblos. El común de la gente y los hombres de poca cultura, generalmente los rechazan, porque creen que es una invención del Espiritismo, cuando en realidad no es así. El Espiritismo les da valor, pero son cosas presentes en la historia de la humanidad, desde sus orígenes. ¿Es por esta razón que en Brasil existen tantos médiums? En Brasil, la formación cultural provino originalmente de los indios, que eran espiritualistas y adoraban a sus dioses; después los africanos que fueron traídos como esclavos eran espiritualistas y adoraban a sus dioses; más tarde Brasil fue descubierto por portugueses, que eran católicos y como tales, también eran espiritualistas; finalmente llegaron los españoles, que igualmente eran católicos y espiritualistas. Entonces Brasil tiene todo un campo cultural que facilita la aceptación de estas ideas. ¿Me parece que usted tuvo una encarnación italiana? Más de una. Desde niño recordaba haber vivido en Roma y en Florencia. De Roma me acuerdo de tiempos anteriores a Cristo, porque me veía como gladiador, vestido con las ropas de la época y de Florencia haber vivido a lo largo de la Edad Media, por los trajes de la época, por el paisaje que claramente identifiqué que pertenecía a esa época. Personalmente tengo un cariño muy grande por Italia, porque estos recuerdos italianos siempre me traen mucha alegría interior y eso me dice que estas experiencias vividas aquí me ayudaron mucho, fueron útiles a mi vida como un todo. Tengo este vínculo y, por las cosas del destino, mi abuelo paterno era italiano y por eso tengo estos ojos verdes. ¿De qué región? No sé, mi abuelo falleció cuando mi padre tenía 10 meses. No sabemos nada sobre él, fue en el inicio del siglo pasado. ¿Y sobre su obra de asistencia? Tenemos en Brasil una obra que cuida de la familia y para ello comenzamos por cuidar a los niños. Trabajamos con la escolaridad, en el trabajo social, en el área de medicina, de psicología, odontología, de alimentación y este trabajo me trae, tanto a mí como a mis compañeros que colaboran, mucha felicidad por estar trabajando para disminuir los problemas de nuestra sociedad. Tenemos conciencia de que estos trabajos deberían provenir de los gobernantes, pero como los gobernantes no lo hacen, nosotros no podemos ver a las personas sufriendo sin que nadie se levante para colaborar. Hacemos lo que nos es posible, lo que podemos, sabiendo que no resolvemos el problema del mundo, pero damos una contribución para disminuirlos.

Nenhum comentário, seja o primeiro !

Deixe seu comentário

Comentário*
Ainda não temos nada digitado..